Tipos de maceta para tus plantas
Es una de esas cosas que no te planteas hasta que estas metido en el mundo  de las plantas son los tipos de macetas. Tamaños, profundidades, drenajes, diámetros, materiales, etc… Cada planta o grupo de plantas se adaptan mejor a diferentes tipos de macetas. A continuación de dejaremos con algunos consejos para elegir la mejor opción.

Materiales más comunes para macetas

Maceta de plástico

Son baratas y no tendremos problemas en la mayoría de plantas. Como ya hemos mencionado hay que tener cuidado con la exposición al sol ya que la zonas expuestas puede almacenar demasiado calor. Otro cosa importante de mencionar de las macetas de plásticos es que si no tienen hoyo de drenaje podrán acumular exceso de agua, por lo que el riego se vuelve un factor importante

Macetas de barro

No tenemos el problema del calentamiento ya que el barro es un material aislante. La evaporación es mayor por lo que los riegos serán algo más frecuentes. para plantas con baja tolerancia a la saturación de agua agradecerán este tipo de maceta. Uno de los problemas más comunes es que las sales suelen tender a pegarse en las paredes exteriores. Al cabo de un tiempo la concentración salina puede ser demasiada para la planta, incluso tóxica. Por lo que recomendamos cambiar las macetas cuando observes una acumulación significativa.

Macetas de cerámica

Quizá de los mejores tipos. No tenemos el problema de la acumulación de sales y el calentamiento. Al tener los poros tapados la evaporación del agua es mucho menor pudiendo disminuir la frecuencia de riego. Lo que tenemos que tener cuidado con este tipo de macetas es el riego dado que se puede acumular el agua y las raíces se pueden podrir. Para este tipo de maceta recomendamos realizar hoyos para drenaje. Lo que puedes hacer es regar tus plantas en un lavabo o regadera y dejar escurrir el exceso de agua para después poner la planta en su lugar.

Macetas de concreto

En concreto es uno de nuestros materiales favoritos. Su estética es muy elegante y gracias a las propiedades del concreto, al ser poroso ayuda a sacar el exceso de agua. La macetas de concreto o cemento también aportan nutrientes a las plantas dado su PH alcalino ayudan a estimular el crecimiento de las plantas.

Qué diámetro elegir de maceta

La gran mayoría de plantas de interior por ejemplo alcanzan alturas de poco más de 50 cm, estando cómodas con diámetros de unos 30 cm de maceta. Si son más pequeñas, evidentemente con menor diámetro será suficiente.

Cuando la planta supera el 1 metro de altura podemos pensar en macetas de unos 40 cm de diámetro (superior). A partir de los 2 metros debemos aumentar considerablemente la anchura para  que la raíz se desarrolle a lo ancho y sujete bien la planta. Macetas de entre 50 y 60 cm de diámetro serán adecuadas.

Profundidad según el tipo de planta

Otro aspecto a tener en cuenta es la profundidad de la maceta. Para plantas altas y muy frondosas hemos de tener en cuenta a parte del diámetro de la planta, la profundidad. Necesitamos que las raíces sujeten bien una planta alta y con peso así que necesitarán profundidad a parte de anchura para su correcto desarrollo.

La mejor manera de saber si la maceta es insuficiente en profundidad, es sencilla. Si la planta se inclina y  notas que el tronco o tallo no está sujeto y se descalza de la maceta, tendrás que buscar otra maceta de mayor profundidad.

No necesariamente tiene que aumentar el diámetro. La sansevieria es una de esas que prefieren maceta alta más profunda y de menor diámetro. 

En Quina contamos con una amplia gama de materiales, tamaños y diseños listas para entregar a domicilio. Si tienes dudas o la quieres ver también puedes visitar nuestra tienda para que te asesoremos para elegir la mejor opción.