¿Cuándo debemos fertilizar nuestras plantas?
Sabes que las plantas necesitan sol y agua, pero.. .¿qué hay de fertilizarlas?

¿Cómo se deben fertilizar las plantas en maceta?

Ya sabes que tus plantas de interior necesitan luz solar y agua, pero ¿qué pasa con los fertilizantes? Fertilizar las plantas de interior durante la temporada de crecimiento puede proporcionarles los nutrientes esenciales que necesitan para prosperar: nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K).

Fertilizar tus plantas de interior puede sonar difícil o lejano, pero de manera similar a aprender a trasplantar una planta, una vez que tengas los conceptos básicos de fertilización, te preguntarás cómo se las arreglaron tus plantas sin él. A continuación, nos sumergimos en qué es el fertilizante, los diferentes tipos de fertilizante para elegir y cómo y cuándo fertilizar las plantas de interior.

¿Qué es el fertilizante?

En primer lugar, el fertilizante no es alimento para las plantas. Las plantas fabrican su alimento usando la luz solar con el proceso llamado fotosíntesis. El fertilizante es más como una multivitamina que fomenta un crecimiento nuevo y saludable. También se puede usar para reemplazar los nutrientes esenciales que la mezcla para macetas de nuestras plantas pierde a medida que las plantas crecen con el tiempo. Los fertilizantes pueden contener bastantes nutrientes, pero los  principales, o macronutrientes, son nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), de los que hablaremos más adelante.

¿Cuándo debo fertilizar mis plantas?

Como demasiada luz o demasiada agua, demasiado fertilizante puede dañar tus plantas. Recomendamos fertilizar las plantas de interior con moderación durante la temporada de crecimiento: desde principios de primavera hasta finales de verano. Durante este tiempo, cuando las plantas están creciendo activamente, es cuando más se beneficiarán de los nutrientes frescos.

En general, puedes fertilizar tus plantas cada dos semanas o mensualmente, según el fertilizante que estés usando. Asegúrate de leer la etiqueta proporcionada, ya que las recomendaciones sobre la dilución y el cronograma pueden variar según la marca.

Las plantas en macetas o trasplantadas recientemente no se beneficiarán del fertilizante. ¡Su mezcla nueva para macetas está repleta de nutrientes que aún no han usado!

Para evitar dañar potencialmente las plantas trasplantadas recientemente, espera de 2 a 3 meses después de trasplantarlas antes de fertilizar las plantas en crecimiento activo durante la temporada de crecimiento. Si trasplantaste durante los meses de otoño e invierno, puedes evitar al fertilizante hasta la próxima temporada de crecimiento.

Nota: El fertilizante no es necesario para las plantas en ambientes con poca luz porque su actividad metabólica es más lenta. No están usando tantos nutrientes como los que están en una luz más brillante.


Fertilizante de plantas de interior

¿Es mejor fertilizante líquido o sólido?

Realmente no hay una respuesta correcta, todo depende de qué prefieres. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras.

Los líquidos son los más comunes en el mundo de los fertilizantes para plantas de interior. La ventaja es que se diluyen con agua, por lo que en cuanto a rendimiento y costo pueden ser más beneficiosos.

Los sólidos son de lenta liberación, por lo que podría generar una sobre fertilización en tus plantas ya que es más complicado de regular. También pueden ser algo peligrosos en el sentido de que al estar expuestos sobre la tierra, alguna mascota o niño los podría encontrar.

Conoce las opciones que tenemos para ti

En Quina nos preocupamos por el bienestar de tus plantas, es por eso que colaboramos con la marca Rootz, que se especializan a la creación de fertilizantes para plantas. Para tu comodidad, nosotros embotellamos en goteros que facilitan el uso de los fertilizantes que ofrecemos.

¡Conoce más sobre ellos!